Monasterio de Suso San Millan de la Cogolla

 

La fundación del monasterio de Suso está estrechamente vinculada a la vida de San Millán, que nació en la localidad de Berceo el año 473 en las inmediaciones de donde ahora se encuentra el monasterio. San Millán (según San Braulio) ejerció el noble oficio de pastor hasta que se dirigió al Castrum Bilibium, cerca de Haro donde recibió las enseñanzas de San Felices. Al volver a su querido valle del Cárdenas se encerró en una cueva para alejarse del mundo y llevar una vida de oración. Su fama de hombre piadoso se fue extendiendo y eran muchas las personas que acudían hasta él para implorar su protección y hacerse discipulos suyos. Hacia el año 550, siendo ya muy anciano, construye con sus colaboradores un pequeño cenobio
El aceso al interior de este monastrio es a través de un espléndido arco de herradura en el que todavía se perciben los efectos del fuego provocado por Almanzor el año 1002. Dicho arco está resuelto a base de sillares sustentado por capiteles de alabastro con decoración geométrica, vegetal y figurada de grán interes para los estudiosos. La iglesia mozárabe fue consagrada el año 959, si bién posteriormente se reordenaria todo su interioLa Iglesia cuenta con doble nave y el trazado irregular de las mismas está impuesto por la forma que ofrece la roca en al que se asienta todo el edificio. La parte mas antigua se localiza al fondo, donde aparecen tres cuevas excavadas en el monte. En una de ellas, la central, se dispone el sepulcro del Santo, donde hay también un altar formado por un tiple arquito.
Otra de ellas se supone que corresponde a la estancia a la que San Millán se retiraba para orar. Desde el siglo X los espacios que conforman el monasterio pasaron a custodiar los cuerpos de importantes personajes nobiliarios, tales como el infante don ramiro, los Ayalas de Vitoria, los Tellos de Cameroso los cuerpos de los siete infantes de Lara Durante un largo tiempo el altar principal de este monasterio estaba presidido por dos puertas a la manera de retablo con sendas caras decoradas por encantadoras viñetas estructuradas a la usanza de los tebeos. Pintadas en el siglo XIV, y por tanto góticas, alcanzan un gran vigor narrativo, hoy están depositadas en el Museo de La Rioja

¿Por qué La Calera?

Tranquilidad

Comentamos a menudo que la Hospedería La Calera es el lugar donde habitas el silencio

Sostenibilidad

Alojamiento sostenible, climatizado con biomasa certificación de eficiencia energética A.

Accesibilidad

En el centro de la Rioja a un paso de los principales recursos turísticos.

Compromiso

Mantenemos un compromiso mediante nuestro programa solidario con nuestro entorno

Entorno

En plena sierra de la Demanda

Cultura

San Millan de la Cogolla fué declarado por la UNESCO como patrimonio de la Humanidad

Decálogo

pretendemos, siempre desde la modestia, generar o cuando menos transmitir procesos y dinámicas que aporten ilusión

La Calera C.B. diseminado 57 26326

San Millán de la Cogolla La Rioja

Newsletter